La Artista

Escultura cerámica de galgos rescatados y de caballos
Con Liú, una de las galgas que rescaté y di en adopción

Soy una relativa recién llegada al mundo de la escultura y el arte, una artista que tardó en descubrir su vocación.

 

Empecé escultura recién a los 50 años, a principios del 2016 en el taller de Leo Tavella, luego de un breve paso por la alfarería, y fue como si se abriera un mundo nuevo y estimulante ante mi.  Era algo que, sin saberlo, había estado buscando para poder expresar mi amor por los animales y especialmente por los galgos, con los cuales tengo una relación profunda basada en la admiración estética, el amor fruto de la convivencia cotidiana, y la piedad y desvelo por su desamparo y maltrato. Desde el 2009 estoy activa en el rescate, rehabilitación y adopción de galgos, de modo que estos animalitos tienen raíces profundas en mi alma. En todo momento hay entre cuatro y seis “modelos vivos” en mi hogar, posando y brindándome inspiración con su belleza y dignidad.  

 

En 2018 empecé a hacer también caballos, la primera pasión de mi infancia.  Galgos y caballos tienen mucho en común en cuanto a sus características físicas, ambos tienen cuerpos de líneas largas, musculosas, elegantes y equilibradas que me producen un gran placer estético. Pero, aunque ambos son criaturas construidas para la velocidad, eso no es lo que los define, y yo elijo en general mostrarlos en reposo o jugando, concentrándome en su personalidad y, frecuentemente, en su fragilidad.

 

Mi primera pieza se vendió muy bien en subasta y ahora está en Francia. La segunda también se vendió rápidamente.  La cosa venía en serio. Desde ese momento participé en varias muestras y ferias de arte.  En el año 2017 mi pieza "El Vigilante" sacó una mención en el primer y único salón al que me presenté, el “59º Salón Anual Internacional de Cerámica” organizado por el Centro Argentino de Arte Cerámico.

 

Siento que todavía no estoy al límite de mis posibilidades, cada nueva pieza es un desafío para mejorar y explorar hasta dónde puedo llegar. ¡Y voy por mas!

 

Vivo y trabajo en Buenos Aires, Argentina.

 

 

Escultura cerámica de galgo whippet
Esta fue mi primera obra en 2016, "La Primera"
Escultura cerámica de galgo whippet
"La Primera" recién llegada a su hogar en Francia